La transmisión de la enseñanza

Desde el Japón antiguo hasta el occidente actual

Lo que sí que es cierto que siempre ha existido una dura prueba antes de ser admitido como alumno, un período de admisión en el cual, el futuro estudiante se familiarizaba con los movimientos básicos, mientras demostraba su humildad, sacrificio y paciencia, a través de la realización de tareas como pueden ser el barrer, fregar, lavar la ropa de los demás alumnos… o otras pruebas mucho más sacrificadas.

Una vez el alumno era admitido dentro del RYU (escuela o familia), comenzaba el estudio de la técnica desde lo más básico, hasta que con el paso de los años se convertía en instructor de novicios, instructor de alumnos avanzados, instructor de instructores (Maestro), etc. Sin necesidad de credencial alguna, salvo el respeto que los demás tenían por su veteranía, conocimientos y habilidades. Y con un único certificado que se recibía y era dado por el Maestro cuando pensaba que ya no tenía más que enseñarle.

Esta es la verdad de los sistemas de graduación tradicionales.

En la actualidad y en occidente, la mayoría de las Artes Marciales han adoptado el sistema de graduaciones que Jigoro Kano estableció para su Judo. ¿Por qué ? La respuesta es sencilla : Porque en un mundo donde prima la velocidad, donde todo el mundo tiene prisa y necesitan ver resultados rápidos, el tener que esperar veinticinco años para recibir un “premio” no resulta eficaz.

El KAKUTO BUGEI tiene un sistema de graduaciones y entrenamiento por “MÓDULOS” único y exclusivo en todo el mundo. En el cual tienen cabida las dos versiones anteriormente vistas : la tradicional oriental, y la moderna occidental.

Para comenzar tu entrenamiento en KAKUTO BUGEI será necesario que pases un período de admisión. A este período le denominamos : MUKYU, que significa “sin grado”.

Este período dura alrededor de unos tres meses, dependiendo de la habilidad de cada uno. El estudiante comenzará su entrenamiento con un chandal o ropa deportiva, no siendo necesario entonces la adquisición de un kimono por el momento. Ahora aprenderá los cimientos del Arte, comenzando por sus bases, y hará un poco de todo, para que pueda tener una primera impresión de lo que es el KAKUTO BUGEI, y decida por tanto, si le merece la pena continuar o no (y si le merece la pena gastarse dinero en un uniforme de entrenamiento).

También durante este período, el estudiante comenzará a ponerse en forma, y a ver como funcionan los entrenamientos BUGENKI. Para que si en un futuro muy cercano decide continuar, pueda incorporarse a la clase, sin que por ello tenga que disminuir el ritmo de la misma.

Una vez que el estudiante ha decidido continuar, pasará su primera “prueba” o examen, se colocará su “primer cinturón” y estará autorizado a portar sobre su corazón el símbolo llamado “NIN”. Con lo que comenzará el estudio de los módulos.

El KAKUTO BUGEI tiene ocho módulos, que están basados en ocho tradiciones marciales distintas y complementarias.

Pero primero, es interesante que veáis como funciona el entrenamiento por módulos.

Los módulos

El sistema de entrenamiento por módulos es un sistema innovador,...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.